Recomendaciones para conservar los alimentos.

Conservacióndealimentos-artículoblog-ladespensa.com.co

Conservar y preparar los alimentos de forma higiénica, es fundamental; tanto para evitar posibles problemas de salud, como para mantener su calidad nutricional. Sobre todo, cuando llega la época de calor se deben extremar estas precauciones. No menos importante es el cocinado de los alimentos y su almacenamiento posterior, en el cual debemos seguir ciertas normas para evitar en la medida de lo posible, cualquier contaminación.

Debemos evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados: un alimento cocinado puede contaminarse por el contacto con alimentos crudos.

 

Antes de cocinar y manipular los alimentos:

Debemos realizar un lavado y enjuague adecuado de las manos, con agua tibia y jabón, antes y después de manipular cualquier alimento.

 

Recomendaciones:

– Utiliza guantes para cocinar si tienes alguna herida o corte en la piel; también lleva la herida adecuadamente protegida.

– Mantén limpias todas las superficies utilizadas para preparar los alimentos, ya que se contaminan fácilmente.

– El agua pura no solo es importante para beber si no, para preparar los alimentos. Si dudas del agua que utilizas, prueba con hervir el agua antes de añadirla a los alimentos o de transformarla en hielo para refrescar las bebidas.

– Cuando compras alimentos, debes tener en cuenta que pueden estar contaminados si el transporte o manejo en el punto de venta no ha sido adecuado. No compres ni consumas alimentos en los que el envoltorio esté dañado o caducado, latas abultadas o que tengan un color extraño.

– Tanto la carne como el pescado que se compran, se deben refrigerar tan pronto se llegue  a casa y mantener en el refrigerador hasta que se vayan a utilizar.

– Los alimentos congelados como: carne, pescado y pollo, deben descongelarse completamente antes de cocinarlos. Evita hacerlo a temperatura ambiente, es mejor pasarlos directamente del congelador al refrigerador uno o dos días o que se utilice el microondas.

– Los alimentos que se consumen crudos, como las frutas y verduras, las debes lavar muy bien con agua limpia. El vinagre es muy útil para lavar las hortalizas remojándolas al menos media hora.